top of page
  • Foto del escritormistudio

CÓMO CONSEGUIR ESPACIOS DE TELETRABAJO PRODUCTIVOS

Desde que se decretó el estado de alarma, el teletrabajo está en auge y gracias a la tecnología, ha venido para quedarse: flexibilidad de horarios, menos infraestructura, ahorro de costes…


¿Pero sabemos cómo conseguir un buen espacio de trabajo para que se dispare nuestra productividad?


1. Espacio de trabajo exclusivo


No importa tanto tener una habitación en exclusividad para desarrollar la actividad profesional sino un espacio físico concreto donde poder trabajar, estar concentrado y no ser molestado durante las horas laborales.


2. Entorno de trabajo neutros

Si eres una persona que se distrae con facilidad, lo aconsejable es tener espacios de trabajo neutros, sin fotografías o recuerdos que puedan distraer tu mente. Diferentes tonos de gris y blanco crean espacios agradables y elegantes.


En cambio, si tu trabajo es creativo, colores como el amarillo o el azul estimulan la creatividad.


3. Iluminación y ventilación natural


Intenta elegir un espacio que cuente con iluminación natural. Estar en contacto con el mundo exterior aumenta la creatividad. Coloca la mesa de trabajo de forma que la luz natural y la luz que emite el ordenador no te deslumbre. De lo contrario, acabarás con dolor de cabeza y sequedad ocular.



Al inicio del día o al terminarlo, ventila la estancia durante al menos 5 minutos. Si eres fumador, evita hacerlo en el espacio de trabajo.


Aunque cuentes con iluminación natural, apóyate de una correcta iluminación artificial.


4. Espacios ordenados:


Al acabar el día, dedica unos minutos para ordenar tu mesa. Al día siguiente lo agradecerás y empezarás el día con más energía. La mente es enemiga del caos. Le gusta el orden y encontrar fácilmente aquello que busca.


Coloca una estantería cerca tuyo para tener la mesa de trabajo despejada y tener los documentos que más utilizas a mano.


5. Imprescindible una buena silla.


Somos conscientes de la importancia de tener un buen colchón para proteger nuestra espalda, pero en cambio, no le damos el cuidado que necesita cuando estamos delante del ordenador. Invertir en una silla ergonómica y de calidad es una apuesta segura. Si te duele la espalda o el cuello ¿vas a estar lleno de energía para enfrentarte a un nuevo reto? Al revés, estarás pensando cómo sentarte o qué analgésico tomar para mitigar las molestias.


Consejos para tener una buena postura corporal y evitar contracturas:

· Mantén los dos pies en el suelo: no cruces las piernas o las pongas encima de las ruedas.

· Regula la altura de la silla para que las piernas estén a 90ª

· Los brazos tienen que apoyar en la mesa y estar relajados (no transmitas tensión a los hombros).

· Regula la altura de la pantalla del ordenador para que esté en línea con los ojos y no fuerces las cervicales. Si trabajas con portátil, existen realces para colocarlo a la altura deseada.

· Espalda erguida, completamente apoyada en el respaldo.

Otros aspectos a tener en cuenta en el teletrabajo son:


6. Levántate de la silla y mueve tu cuerpo


Ya son varias las personas que me han comentado que en las primeras semanas de teletrabajo han trabajado más que nunca. El principal motivo es que, al no tener distracciones de compañeros, se olvidan de los descansos y no se levantan de la silla hasta la hora de comer. ¡Error! Nuestro cuerpo tiene que moverse para oxigenarse y nuestra mente necesita un respiro. Está comprobado que el ser humano, pasados los 50 minutos de concentración máxima, baja exponencialmente la curva de productividad.

7. Olvídate de la nevera


Recuerda que estás en “la oficina”. No caigas en la tentación de picar entre horas.

8. Ten una rutina, un horario


Aunque una de las ventajas del teletrabajo es la flexibilidad horaria, se puede volver en nuestra contra. Te recomendamos que te marques un horario y durante ese período te olvides de las tareas de casa. La llamada familiar o la lavadora puede esperar. Si no tienes fuerza de voluntad, ni educas a tu entorno, llegará un momento en que “todo valdrá”.

9. Como leí hace tiempo en un artículo, no caigas en “el síndrome del chandal”.

10. ¿Se ha acabado la jornada laboral? ¡No enciendas el ordenador!


Diferencia la vida profesional de la personal. Por mucho que nos guste nuestro trabajo, para estar llenos de energía tendremos que aprender a desconectar y disfrutar de la familia, amigos o de uno solo.


157 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


¡No te pierdas ninguna de nuestras novedades!

bottom of page