top of page
  • Foto del escritormistudio

¿Necesito licencia para reformar mi cuarto de baño?

La pregunta clásica de todos los clientes que quieren reformar su cocina o el baño:

¿Tengo que pedir licencia para reformar mi cocina o cuarto de baño?


Salvo que quieras pintar el interior de la vivienda o colgar un cuadro la respuesta es un SI rotundo, sin excepción.


Siempre que hacemos obras en nuestra casa debemos comunicárselo al Ayuntamiento y, por lo tanto, pagar una tasa y un impuesto de construcción cuyo importe dependerá de cada ayuntamiento.


¿Qué tipo de licencia necesito?


Una licencia de obras es el permiso que se debe solicitar al Ayuntamiento para realizar cualquier tipo de intervención en viviendas o locales comerciales. Es un trámite obligatorio que, en caso de no hacerse, el promotor se arriesga a una sanción y a la paralización de las obras.


En función del alcance de la actuación, se necesitará un trámite u otro, donde te exigirán diferente documentación a entregar. Aunque los nombres del procedimiento puedan variar en cada Ayuntamiento, a grandes rasgos se dividen en 3 procedimientos:


· Comunicación previa de obras: para las obras menos relevantes como la renovación de la cocina y los baños, el cambio de ventanas y la sustitución (o superposición) de pavimento.


· Declaración responsable de obra menor: obras de escasa entidad constructiva y sencillez técnica, donde no se modifica la estructura.


· Licencia de obra mayor: obras de nueva construcción, ampliaciones o reformas de vivienda donde la estructura se ve afectada o modificada.


¿Cuándo necesito a un arquitecto?


Para las obras que se incluyen dentro de la Comunicación previa de obras, el Ayuntamiento no suele exigir que la documentación presentada esté firmada por un técnico competente. En líneas generales la documentación a entregar es un plano de situación, una memoria descriptiva de los trabajos a realizar y un presupuesto desglosado.

En cambio, en una declaración responsable y en una licencia de obra mayor, se necesitará un técnico que elabore la documentación (mucho más extensa que en el caso anterior) y que lleve la dirección de obra para certificar que las obras realizadas se han ejecutado conforme al proyecto y, por lo tanto, cumple con toda la normativa vigente.


Aunque seguro que conoces a algún vecino o amigo que ha realizado una obra sin licencia, desde mistudio no lo recomendamos para nada. Estás expuesto a una denuncia por parte de algún vecino aburrido, que le molestan los ruidos o la inevitable suciedad en el portal al bajar escombros. En caso de denuncia, llegará la policía a tu casa, te pedirá el permiso de obras y si no lo tienes, te tocará rascarte el bolsillo más los nervios del momento.


¿Por qué es importante un arquitecto?


Tras una conversación telefónica con una amiga de fuera de la provincia de Valencia, me di cuenta que los arquitectos no hacemos suficiente hincapié en la importancia de contratar a un arquitecto y cómo afecta en el resultado final:

  • Eliminamos al cliente muchos dolores de cabeza.

  • Nos adelantamos a los problemas y si surgen, tenemos la capacidad y el conocimiento para solucionarlo.

  • Tenemos todo atado para que la obra fluya en plazo y precio según lo acordado.

Sin darse cuenta, mi amiga estaba haciendo de arquitecta y jefa de obra, gestionando la obra y resolviendo los problemas que iban surgiendo (no sólo no contrató a un arquitecto, sino que tampoco existía una empresa constructora principal que coordinara todos los oficios). Sus palabras textuales fueron:


"Estoy muy harta. Con la ilusión que tenía en terminar mi casa, no veo el final de la obra. Ahora me doy cuenta de los errores que hemos cometido por no conocer el mundillo y por creer que así nos ahorrábamos algo de dinero. Al final, lo barato sale caro."


En cambio, nuestro último cliente acabó encantado con la adecuación de un local para abrir su propio negocio:


"Al tener el local cerrado durante la obra, aproveché para irme de vacaciones unas semanas, desconectar del día a día, con la total confianza en el equipo de profesionales (estudio de arquitectura+empresa constructora). Se encargaron de todo. Sólo me llamaron cuando hubo que elegir los revestimientos y los puntos de luz"



En mistudio, nos encargamos de toda la documentación que hay que entregar y de los trámites administrativos, para evitarte quebraderos de cabeza. Así, te centrarás en lo que de verdad importa: la vivienda que tanto deseas.

110 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


¡No te pierdas ninguna de nuestras novedades!

bottom of page